Bancos VS Personas

enero 28, 2013

 

 

Protestas banca

 

Este artículo ha sido publicado hace unos días en QueAprendemosHoy.com, web de la que soy responsable de la sección finanzas.

Hoy me gustaría invitar a una reflexión lo suficientemente profunda sobre el tema que voy a tratar y no quedarnos como siempre en el superficial titular de prensa, o la noticia sensacionalistadel informativo.

Toda la actualidad económico financiera del país últimamente esconde un factor común: La banca. Y es que nadie tiene a estas alturas duda alguna de que fruto de la mala praxis bancaria en gran parte, la economía está herida y lastrada a niveles históricos. No hace falta que entre en detalles específicos pero la reestructuración a la que se está sometiendo la banca es total, así que puestos a hacer un reset, ¿Por qué no sentar bien los cimientos?

Bien, ahora pongámonos en el lado del banquero. Y es que desde el propio sector, también podrían poner el grito en el cielo atribuyendo comportamientos de mala gestión personal a la hora de endeudarse los clientes. Mucha gente que pidió créditos no sabía todas las implicaciones que ello suponía, en parte, por la poca información a la hora de contratar hipotecas, préstamos personales, etc. Es cierto que las entidades bancarias no son escuelas financieras y no tienen el deber legal de formar a sus clientes. ¿O sí?

Lo que yo creo es que la banca se nutre de las relaciones con las personas. Ese debe ser el punto de partida, así que visto lo acontecido hasta ahora, cabe pensar que este puede haber sido el primer paso mal dado, y si me apuráis, creo que el único. En efecto, lo que vengo a decir que donde ha fallado la banca, es a la hora de la comercialización, porque está claro que no hay productos financieros malos ni buenos, ni mejores ni peores: lo que hay es una mala venta, esto es, vender productos no adecuados por riesgo a gente con un perfil de inversión conservadora. También es recomendar cierto tipo de productos porque les reporta más comisiones que otros que sí se hubieran adaptado mejor a lo que el cliente demandaba. También me refiero con mala comercialización, a ese aprovechamiento del exceso de confianzadepositado sobre nuestro banco a la hora de planificar financieramente nuestra vida.

En estas luchas continuas de las que tenemos noticias a menudo tenemos dos partes tal y como reza el artículo: bancos y personas. ¿Quién está detrás de los bancos? Más personas. Entonces quizás sabiendo por dónde empieza el problema, seamos capaces de buscar una solución, pero quedarse en la queja superficial hacia todo el sector bancario de forma generalizada, es abordar el problema sin perspectiva.

En mi opinión la solución a los problemas en los que se han visto envueltos banca y clientes -véase preferentes, fondos  de inversión arriesgados, instrumentos de poca liquidez, subordinadas, etc…- pasa por un cambio radical en el sistema de incentivos. O sea, que se acabó el colocar productos por colocar sin hacer un estudio más en profundidad, y sí, ya sé que la banca está obligada a realizar unos test de idoneidad a sus clientes antes de firmar el producto, pero si nadie se lee el folleto legal de unas preferentes de 100 folios, qué más me da ese papel? Se firma y punto.

Aunque suene a utopía, lo ideal sería que quien comercialice unas acciones, unos fondos, un depósito a plazo fijo, un “loquesea”su comisión estuviese sujeta al rendimiento del cliente.En otras palabras, que si el cliente no obtuviese beneficio líquido por sus inversiones, el banco y el vendedor tampoco, así de simple.

Aunque si me lo permitís, os voy a desengañar ya y deciros que volveremos a la falta de ética en la comercialización bancaria, solo es cuestión de tiempo, y en lugar de arreglar  el problema de raíz, daremos patada a seguir a una bola que se irá haciendo más grande y que estallará en un futuro¿Cuándo? No lo sé, pero por lo que sí que pongo la mano en el fuego será por decir que marcará el inicio de la siguiente crisis financiera. 


¿Qué es un procedimiento concursal?

enero 24, 2013

suspension

Sin pretender caer en la típica parrafada que sigue a este tipo de títulos, intentaremos ver de forma rápida y clara qué es un procedimiento concursal. Primeramente, introduciremos un par de conceptos que nos serán útiles a lo lardo de la entrada:

Suspensión de pagos (o insolvencia): situación bajo supervisión judicial en la cual, el empresario o la empresa no pueden hacer frente al pago de sus obligaciones  -deudas- en un determinado período de tiempo por ser los activos -inmuebles, máquinas, activos de poca liquidez…- difícilmente convertidos en dinero líquido. En teoría, en esta situación, la empresa, contablemente hablando, tiene suficiente patrimonio para hacer frente al pago de obligaciones, solo que en ese momento puntual, no puede atenderlas. Sino tiene suficiente patrimonio, estamos ante un caso de quiebra.

Quiebra: en esta situación la empresa no puede atender sus obligaciones, ni se espera que lo pueda hacer, ya que no dispone de suficiente patrimonio y activos para compensar su deuda. También ha de ser dictaminado por un juez y, a diferencia de la suspensión de pagos, la situación se torna irreversible. 

Visto esto, un procedimiento concursal es la situación dictaminada por un juez a la que llega una empresa cuando no puede hacer frente a sus deudas, tanto temporalmente (suspensión de pagos) como de forma irreversible (quiebra). En este procedimiento, se busca satisfacer las deudas de la empresa a los acreedores de la misma de una manera ordenada y justa.

A su vez, el procedimiento concursal se divide en dos estadios: 

1) Acuerdos de quita y espera: en ellos, los acreedores renuncian a un % de totalidad de su derecho de cobro -realizan una quita sobre un % del total de la deuda- a fin de cobrar de forma más rápida y segura la otra parte de la deuda. También se puede utilizar el diferimiento (posponer la fecha de vencimiento) de una obligación a fin de que mejore la situación de la empresa y acabar pagandoen un futuro la deuda.

2) Liquidación de bienes: si entre empresa y acreedores no se ha llegado a acuerdo de quita y espera, se inicia la venta de los bienes y activos de la empresa a fin de atender a los acreedores de la misma. Evidentemente, no serán suficientes para atender a la totalidad de la deuda; es por eso que los acreedores se colocan por orden de prelación de sus derechos de cobro (esto es, se ordena la deuda según su naturaleza, por ejemplo, quien tenga un pagaré estará en posición de cobro ventajosa frente a quien tenga acciones de la empresa) y se liquida la empresa ordenadamente.

Todos estos procedimientos concursales son regulados por la Ley concursal 22/2003. Desafortunadamente, en España nos está tocando vivir un ambiente de cierres de empresa cada vez más multitudinario, por lo que es necesario conocer, incluso de antemano, cómo funciona la ley en caso de que una empresa no pueda atender a sus obligaciones. Si incorporamos esto a nuestros análisis, no caerían tantas empresas en quiebra como caen, o, al menos, esto ya es una opinión personal, pero en todo caso, saber si un activo es fácilmente convertible en dinero en caso de suspensión de pagos, es digno de importancia.

Imagen: Igooh.com

¿Qué es el Fondo de Maniobra y cómo se interpreta?

enero 16, 2013

Hoy trataremos de ver uno de los más sencillos pero si cabe el más importante de los ratios contables en el mundo empresarial y financiero: El fondo de maniobra (FM)

El fondo de maniobra es simplemente el resultado de quitarle al activo corriente de la empresa, el pasivo corriente. ¿Qué es el activo corriente?: Derechos de cobro, existencias, etc. que vencen antes de un año. ¿Qué es el pasivo corriente?: Pagos de deuda inferiores a un año, pagos a proveedores, etc.

FM = AC (Existencias, Derechos de cobro,…) – PC (Proveedores, Deuda c/p, …)

Fondo de Maniobra

Una manera más de andar por casa de entenderlo, es pensar en qué medida la empresa puede hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, con recursos también a corto plazo. Si estáis pensando en algo parecido a la liquidez, estáis en lo cierto, ya que el fondo de maniobra tiene bastante que ver con la capacidad de la empresa para sobrevivir a los cobros y pagos. Pero un activo no es un cobro, ni un pasivo es un pago.

Y es que una empresa, por mucho activo que posea, si este no es realizable con prontitud, puede que no pueda hacer frente al pago de una pequeña deuda que venza a corto plazo. Aunque en la práctica, esto se solucionaría refinanciando la deuda a corto a un vencimiento más lejano, o desinvirtiendo algún activo inmovilizado (maquinaria, terrenos…) que posea la empresa para generar liquidez.

Para el correcto funcionamiento de una empresa, debe existir cierto equilibrio (FM=0) o excedente (fondo de maniobra positivo) para que no se ahogue. No se puede plantear de entrada un proyecto empresarial que no contemple cómo variará el fondo de maniobra según el momento del año. Imaginemos que toca pagar el impuesto sobre beneficios, pero aunque tenemos activos valiosos, no tenemos manera de hacer frente a un pago si no es malvendiendo alguno de ellos.

Pero hay más. Tan importante es la cantidad de excedente de activo corriente sobre pasivo corriente, como su calidad. Por ejemplo, las existencias, que son contabilizadas como activo corriente, y en la medida en que estas puedan ser despachadas más o menos tarde, con mayor o menor facilidad, con un margen más grande o menor, afectará a la rentabilidad de la empresa. Tenemos que ponernos siempre en el peor de los casos, y es que el pasivo siempre será cierto que tendremos que afrontarlo, pero realizar el activo, ya es más dudoso.

Por último, hay muchas empresas que tienen fondo de maniobra negativo y siguen siendo rentables y funcionando. ¿Por qué? Tomemos como ejemplo una tienda de la cadena distribuidora: Inditex. El ciclo de vida de sus existencias es muy corto, de la producción hasta que se venden suele mediar menos de una semana. En cambio el pago a sus proveedores suele ser como mínimo a 90 días, entonces, la cifra de deudores (pasivo corriente) superará por norma a la de existencias, derechos de cobro (ya que las ventas son al contado) sin que ello implique que estemos ante una empresa sin futuro o con una estructura de balance mala.

Respetar y prever aspectos sobre el fondo de maniobra garantizará la liquidez y solvencia a corto plazo de una empresa, que es uno de los tres pilares de las finanzas, junto con el riesgo y la rentabilidad.

 


Desde negocios locales a grandes empresas: factores importantes para su análisis.

enero 11, 2013

Me gusta mucho pasear e ir fijándome en todo lo que me rodea, pero cuando eres de corte financiero, la mente de uno desarrolla cierta manera de procesar la información un tanto curiosa: te llama la atención cómo está montado cierto negocio o tienda física. Desde el marketing que rodea a la empresa hasta su clientela, su personal, la disposición de sus productos, y un largo etc.

Cuando voy acompañado, también me suelo fijar en las preguntas que hace la gente al aire: ¿Pero si no tiene nadie, cómo puede no cerrar este negocio?. ¿Qué pinta aquí X tipo de negocio, si nadie le comprará? ¿Pero cómo que cerró, ¡si siempre estaba lleno!?. Aunque la materia da para escribir libros y libros (y los hay) intentaré en el presente artículo tocar los aspectos más importantes sobre el funcionamiento de los negocios locales, sean PyMEs o franquicias de grandes multinacionales.

centro comercial

Saber diferenciar entre clientela potencial y consumidor: Parece obvio, pero mucha gente cree que por el mero hecho de que un negocio esté atestado de gente significa que su clientela es mayor que si estuviera a media capacidad. Pues es más una desventaja que una ventaja, y me explico: como ventaja podríamos tener el efecto llamada (un clásico en bares y terrazas) que nos incita a consumir en un sitio que está más lleno de gente en lugar de uno totalmente vacío.

Pero si le damos una vuelta de tuerca al planteamiento, nos encontramos con que más gente en un local implica más dependientes encargándose de atenderla, espantando a posibles compradores potenciales al ver la tienda llena, pensando en que no es un buen momento porque no recibirán el servicio adecuado, caso de muchas tiendas de ropa. Y obviamente, y dependiendo del tipo de negocio se prefiere que quien entre en la tienda sea para consumir, y no para dar un paseo sin más a ver qué se cuece sin mucha intención de compra.

Además, cada una se suele posicionar en este sentido de diversas formas: desde altas firmas de moda en las que hay que timbrar para poder entrar a una tienda, dando imagen de exclusividad, hasta grandes cadenas de distribución donde se ponen a RRPP en la puerta para que entre en mayor número de personas posibles. Pero en todo caso, una cosa son las personas que están en un local, y otra, sus clientes.

Confundir ingreso con beneficio. El ingreso son las ventas, tanto de producto (kiosko)  como de servicio (peluquería) realizadas entre el cliente y el establecimiento. A esta cantidad bruta habrá que restarle los costes, tanto de personal (salarios) como fijos del local (alquiler, suministros, electricidad…) hasta  variables con las ventas (costes de almacenamiento, distribución, etc.). Luego, atenderemos las obligaciones financieras (deudas, hipotecas, amortizaciones) y después de todo si queda algo en limpio, aún habrá que pagar impuestos. La parte residual, simplificando mucho, es el beneficio. 

Entonces, parece lógico pensar que no es lo mismo que no por mucho facturar, mayor será el beneficio de una empresa o negocio. De hecho, han corrido ríos de tinta sobre cuál debe ser la estructura eficiente de costes, ingresos, inversiones, amortizaciones, deudas, etc para una empresa. Puede darse el caso que a una empresa no le interese vender más: supondría tener que contratar a más personal, tener que comprar más equipo físico para atender a los nuevos clientes, o incluso tener que ampliar el espacio físico para llevar a cabo el desarrollo de su actividad, y puede ser que no esté interesado en aventurarse a algo en donde los ingresos son lo más incierto de la ecuación.

Todo esto me lleva a lo que considero lo más importante a la hora de analizar un negocio o tienda:

La disyuntiva entre margen y rotación: si nos paramos un momento a analizar negocios veremos que casi todos ellos se pueden encasillar en dos tipos: los que ganan mucho en cada unidad vendida, o los que venden muchas unidades ganando poco en cada venta. 

Un negocio con un alto margen por producto (y no me refiero al sector, porque hasta dentro de cada sector existe esta dualidad de posicionamiento), tenderá a vender exclusividad, productos o servicios no estandarizados y con una imagen potente de marca detrás. En estas tiendas veremos un trato cordial con el cliente, alto grado de asesoramiento, y un gran valor añadido en cada compra. En palabras económicas, gran parte de ese ingreso es beneficio, ya que tiene unos menores costes, o un precio más elevado que la otra opción; los negocios de alta rotación.

Aquí, lo importante es vender productos con poco margen, pero en gran cantidad, para así poder amortizar los altos costes fijos de este tipo de estructuras, ya que suelen tener plantas e instalaciones más grandes que tiendas que vivan del margen de sus productos.

Por tanto, si queremos que un negocio sea rentable, o bien vendemos un producto del cual gran parte del ingreso sea beneficio, o vendemos muchos productos de bajo margen de beneficio. ¿Quién gana más en una ciudad, un MediaMarkt  o una pequeña tienda de electrodomésticos? No lo sabemos, pero de lo que si estamos seguros es que la rentabilidad (beneficio) no es lo mismo que la facturación (ventas), y lo que en principio pueda parecer lógico, puede acabar siendo bien diferente en términos de ganancia.

Así que ya sabéis, aprovechad algún paseo para preguntaros cómo tiendas o negocios sin apenas clientela sobreviven en estos tiempos tan complicados, o cómo empresas de cientos de trabajadores puede que nunca hayan ganado un solo euro en toda su existencia, pese a manejar millones.

Desde negocios locales a grandes empresas: factores importantes para su análisis.Desde negocios locales a grandes empresas: factores importantes para su análisis.Desde negocios locales a grandes empresas: factores importantes para su análisis. Factores clave para montar un negocio, funcionamiento de un negocio, montar un negocio con éxito


Flat tax o tasa única, la dirección que está tomando la fiscalidad

enero 7, 2013

Empezamos el 2013 con un artículo gentileza de Óscar Vallejo, que os invito a que paséis por su blog y leáis algo porque tiene artículos interesantes, sin más, os dejo con uno de su cosecha y os deseo un feliz año a todos.

gerard depardieu russe

En un mundo cada vez más globalizado no son sola las empresas son quienes compiten, sino también los estados. En consecuencia, escuchamos voces que hablan de una mayor convergencia fiscal europea, que se puso de relieve como un desequilibrio entre la Europa del norte y la del sur. En los últimos días hemos escuchado un par de noticias de Gerard Depardieu de su cambio de domicilio a Bélgica y ahora su posible nacionalidad rusa. Las razones según él son,  que durante el 2012 ha pagado el 85% de impuestos sobre sus ingresos, y que en sus 45 años trabajando ha pagado 145 millones de euros a Hacienda.

En toda Europa nos encontramos con diferentes tipos de gravamen  dependiendo del país, desde el medio 37,2% hasta los extremos, Suecia con un 56,6% como el más alto o Bulgaria con el mínimo, 10%. Pero dentro de esta variabilidad también se observa en el IVA o Impuesto de Sociedades. El primero se subió debido a las necesidades de financiación de los estados.

Casos a destacar en Europa son Estonia y Eslovaquia, que cuentan con un flat tasa, tasa única, del 20 y 19% respectivamente. En el siguiente cuadro se puede comparar su tipo y variación.

tabla1

Las ventajas que aportan este tipo de sistemas es la sencillez, pues es muy sencillo saber lo que individuo tiene que pagar, sin necesidad de tramos.  En la siguiente tabla se pueden observar las diferencias entre un sistema progresivo y una tasa única.

 Así no se encontrarían casos como el de Gerard Depardie que pagaría el 45% de sus ingresos, o el 75% de ellos si se aprueba la nueva reforma que quiere implantar Hollande. Con esto se dejaría de penalizar el éxito económico del individuo y como ha sucedido en Estonia y Eslovaquia podrían atraer la inversión e incluso incrementar la recaudación, pues una bajada del impuesto sobre empresas y trabajo estimularía la actividad económica real.

tabla2

Claramente nos estamos encontrando con un nuevo sistema fiscal, donde se pasa a gravar más el consumo y menos el trabajo y el beneficio sobre sociedades, como vemos en la primera tabla. España otra vez se mueve en dirección contraria, tal vez por motivos de recaudación.

Gravar más al trabajo y a empresas implica un empeoramiento de la  eficiencia económica ya que no se premia al ahorro necesario para la inversión, una subida del IRPF merma el consumo también y no se premia que los trabajadores incrementen su renta ya que van a pagar un porcentaje progresivo de esta y no una parte fija. Imaginemos que las empresas que tienen más beneficios tuvieran que pagar un impuesto más alto que las que tienen peores beneficios. Sería más equitativo pero funesto para la economía, pues castigas a las empresas exitosas y premias a la incompetencia, pues eso mismo estamos haciendo con los trabajadores, los más cualificados y más productivos pagan mucho más impuestos, debido al porcentaje progresivo de la renta.

En este enlace, gentileza de KPMG, se pueden comprobar las tasas de gravamen máximas en impuestos de IRPF, IS e IVA en la mayoría de países del mundo.

Más información: Inforgrafía interesante  @ Actibva.


Documental de la BBC sobre España.

diciembre 29, 2012

Hacía unos días que me habían hablado de este documental pero no había tenido tiempo de verlo y de haberlo sabido hubiera sacado tiempo de cualquier otra actividad. Siempre es interesante alejarse un poco de las situaciones complicadas para coger perspectiva sobre los hechos, y esa es una faceta que se le ha dado muy bien siempre al mundo anglosajón. Desde la BBC nos traen este documental en inglés subtitulado, bastante reciente, sobre España.

Dejando a un lado que se pueda pensar que es una manera de los Ingleses de hacer crítica hacia el Euro y cómo este ha sido implementado, la contextualización histórica del documental, así como las historias en primera persona son brillantes, sin acabar de caer nunca en la demagogia tan recurrente en el tema tratado. Hace un repaso desde la transición hacia la democracia, porque en ella es donde se han empezado a sentar las bases para la delicada situación en la que nos hallamos ahora.

Algunos momentos que me han llamado especialmente la atención del documental (supongo que por afinidad) han sido los relacionados con el drama de la juventud española.  Se polariza entre los NiNis que ven la vida pasar desde la barrera de la seguridad familiar sin hacer nada, y los que están demasiado cualificados para la oferta de trabajo española. Lo cierto es que tanto unos (subsidios, coste de oportunidad, reciclaje, delincuencia) como otros (25 años financiando y pagando a la mejor y más cualificada generación de jóvenes) suponen una carga que España no puede digerir, y eso es para echarse a llorar, no sólo por lo que hemos hecho mal en un pasado, por los despilfarros y catastróficas decisiones que hemos tomado hace años; sino lo que queda por venir a la vista de las perspectivas.

En cualquier caso, si eres asiduo lector de estos lares, te insto a que lo veas, pero también a que recapacites sobre nuestra realidad.

Felices Fiestas! (No sé si será la mejor entrada para deseároslo…)

Documental de la BBC sobre España. Documental de la BBC sobre España. Documental de la BBC sobre España. Documental de la BBC sobre España. Documental de la BBC sobre España.


Warren Buffet

diciembre 27, 2012

Hoy me gustaría hablaros de uno de los denominados “gurús” de las finanzas y las inversiones: Warren Buffett. El catalogado como 4º hombre más rico del mundo, después de Carlos Slim, Bill Gates y Amancio Ortega, es el mayor accionista de Berkshire Hataway. Su fortuna de alrededor de 44.000 millones de $ no creo que se deban puramente al azar, así que me decidí a leer algo sobre él.

warren buffett

Me decanté por éste de Robert G. Hagstrom y lo he ido disfrutando durante muchos meses. No es un libro de una semana, y aunque lo empecé leyendo como tal, no tardé en darme cuenta que de cada empresa o inversión emprendida por W.Buffett había mucho que aprender. El libro aúna recomendaciones del propio Buffett a través de testimonios, conferencias, resúmenes ejecutivos de Berkshire, etc para extraer la esencia común a todo ese material y poder extraer doctrina financiera.

El libro da un repaso por las influencias de Buffett, pasando por su experiencia en la gestión de empresas hasta consejos para todo inversionista. Con muchos casos prácticos, en cada uno se desmenuza y se profundiza en algo relacionado con las finanzas y la inversión, y, aunque hace falta cierta base financiera para poder entender todos los conceptos que en el libro se manejan, es un buen desafío para quien esté interesado en aprender de una forma diferente a otros libros.

A modo de resumen, la filosofía inversionista de Buffett según el libro se podría fundamentar principalmente en el sentido común. Pero supongo que lo interesante de todo esto es que cada uno saque sus propias conclusiones de lo que el autor del libro nos quiere transmitir.

Como crítica, es verdad que el libro por momentos llega  a ser demasiado pesado, como si de apuntes se tratase, por eso es conveniente disfrutarlo a pequeños intervalos. Además, se vende la figura de WB como excesivamente idílica en lo que a inversiones se refiere, apuntando pocos fracasos del multimillonario, cosa que creo yo sería tan o más importante que hablar de los éxitos.

En definitiva, que si queréis un buen libro para aprender de uno de los gurús, escrito hace más de 10 años y que todavía sigue siendo pilar de muchos inversores, no lo dudéis!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 692 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com