¿Qué es ponerse corto en bolsa?

febrero 18, 2013

Hace un par de semanas venció el plazo del veto que la CNMV había levantado hace unos meses contra la operativa “en corto” –short en inglés- en aras de preservar la volatilidad de los mercados a raya. Con motivo de que ahora podemos operar en corto hoy repasaremos un concepto sencillo pero que para muchos desafía la lógica de la inversión.

Spanish flag

Primeramente, decir que la expresión “ponerse corto” no hace alusión a invertir en un horizonte temporal cortoplacista, sino que más bien hace referencia al tipo de posiciones que los inversores pueden tomar ante un escenario bajista. En otras palabras, lo que normalmente se llama invertir, comprar, ponerse largos, no es más que comprar una acción con la esperanza que en un futuro aumente de valor y así, una vez vendida, quedarnos con la plusvalía (Precio de venta – Precio de compra) que genera. Ahora bien, al contrario, cuando nos ponemos cortos, abrimos cortos, hacemos short selling, etc pretendemos ganar con una bajada del precio de la acción. 

Bien, o sea que si uno opera en corto, ¿puede ganar dinero con la caída de la cotización de una acción en la bolsa de valores?. Si, veamos cómo:

  •  Pido prestadas las acciones que presumiblemente bajarán.
  • 2º Las vendo al precio que cotizan hoy mismo.
  •  Dentro de X tiempo, el que yo quiera, he de recomprarlas para devolvérselas a su dueño.

Caso práctico para verlo. Hoy Santander Cotiza a 6€/acc. y creo que bajarán a medio plazo (3-4 meses, por poner un ejemplo). Vendo 10 accs y cobro 60€ por ellas. A los 3 meses, cotizan a 4€, lo que supone que tendré que pagar 40€ por recomprarlas en el mercado y devolvérselas a su dueño. He ganado 20€ de la diferencia de venta-compra. Si cotizasen a 11€, tendría que soportar los 30€ de diferencia que tendría que poner ahora sobre la mesa para recomprarlas.

¿Quién lleva a cabo esto?. Los intermediarios o brokers, que a petición del inversor (Manuel, por visualizar mejor) que desee abrir el corto, procede de la siguiente manera: Localiza otro inversor que posea en propiedad las 10 accs de Santander y en teoría su intención sea mantenerlas a largo plazo, hace una anotación en concepto de deuda con esa persona y, se las entrega a Manuel, que se acaba de poner corto. Tras el plazo oportuno, Manuel decide devolverle las acciones al broker, quien borra la anotación de la deuda con el inversor en Santander.

Como vemos, lo que tenga que pagar por rescatarlas del mercado, es riesgo íntegro de Manuel, por eso, es normal que se vayan exigiendo por el broker importes en concepto de garantía para cubrir posibles pérdidas en las operaciones a corto. Además, muchas veces se aplica un tipo de interés o tarifa por el préstamo de valores.

¿Si es ético o no vender algo que no se tiene?, bueno, aquí tenemos opiniones enfrentadas: hay quien piensa que aporta liquidez al mercado, reduce la volatilidad de los mismos y permiten operaciones de cobertura. Por contra, los detractores (en aumento) postulan que desvirtúa por completo el significado de los mercados y de la inversión, presiona  mercados y valores a la baja en épocas de crisis e invita a la pura especulación.

Análogamente a todo lo anteriormente descrito, la esencia de la venta corta es extensible a un gran abanico de productos como los futuros (donde, además tenemos que sumarle el enorme apalancamiento que plantean estos productos), las opciones o warrants cuya operativa beneficie la caída de los mercados y los ETF’s invertidos, que replican los índices pero vendiendo en vez de comprando.

Si benefician o perjudican a la economía global no podemos asegurarlo al 100%, pero está claro que entendiendo la lógica que subyace implícita en este tipo de operativa, lograremos entender desde el movimiento de la prima de riesgo, hasta la especulación con divisas, pasando por cómo los grandes Hedge Funds o magnates de la inversión, amasan las fortunas en pleno crack bursátil.

Imagen | 3.bp


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 667 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com