¿Qué es el Fondo de Maniobra y cómo se interpreta?

Hoy trataremos de ver uno de los más sencillos pero si cabe el más importante de los ratios contables en el mundo empresarial y financiero: El fondo de maniobra (FM)

El fondo de maniobra es simplemente el resultado de quitarle al activo corriente de la empresa, el pasivo corriente. ¿Qué es el activo corriente?: Derechos de cobro, existencias, etc. que vencen antes de un año. ¿Qué es el pasivo corriente?: Pagos de deuda inferiores a un año, pagos a proveedores, etc.

FM = AC (Existencias, Derechos de cobro,…) – PC (Proveedores, Deuda c/p, …)

Fondo de Maniobra

Una manera más de andar por casa de entenderlo, es pensar en qué medida la empresa puede hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, con recursos también a corto plazo. Si estáis pensando en algo parecido a la liquidez, estáis en lo cierto, ya que el fondo de maniobra tiene bastante que ver con la capacidad de la empresa para sobrevivir a los cobros y pagos. Pero un activo no es un cobro, ni un pasivo es un pago.

Y es que una empresa, por mucho activo que posea, si este no es realizable con prontitud, puede que no pueda hacer frente al pago de una pequeña deuda que venza a corto plazo. Aunque en la práctica, esto se solucionaría refinanciando la deuda a corto a un vencimiento más lejano, o desinvirtiendo algún activo inmovilizado (maquinaria, terrenos…) que posea la empresa para generar liquidez.

Para el correcto funcionamiento de una empresa, debe existir cierto equilibrio (FM=0) o excedente (fondo de maniobra positivo) para que no se ahogue. No se puede plantear de entrada un proyecto empresarial que no contemple cómo variará el fondo de maniobra según el momento del año. Imaginemos que toca pagar el impuesto sobre beneficios, pero aunque tenemos activos valiosos, no tenemos manera de hacer frente a un pago si no es malvendiendo alguno de ellos.

Pero hay más. Tan importante es la cantidad de excedente de activo corriente sobre pasivo corriente, como su calidad. Por ejemplo, las existencias, que son contabilizadas como activo corriente, y en la medida en que estas puedan ser despachadas más o menos tarde, con mayor o menor facilidad, con un margen más grande o menor, afectará a la rentabilidad de la empresa. Tenemos que ponernos siempre en el peor de los casos, y es que el pasivo siempre será cierto que tendremos que afrontarlo, pero realizar el activo, ya es más dudoso.

Por último, hay muchas empresas que tienen fondo de maniobra negativo y siguen siendo rentables y funcionando. ¿Por qué? Tomemos como ejemplo una tienda de la cadena distribuidora: Inditex. El ciclo de vida de sus existencias es muy corto, de la producción hasta que se venden suele mediar menos de una semana. En cambio el pago a sus proveedores suele ser como mínimo a 90 días, entonces, la cifra de deudores (pasivo corriente) superará por norma a la de existencias, derechos de cobro (ya que las ventas son al contado) sin que ello implique que estemos ante una empresa sin futuro o con una estructura de balance mala.

Respetar y prever aspectos sobre el fondo de maniobra garantizará la liquidez y solvencia a corto plazo de una empresa, que es uno de los tres pilares de las finanzas, junto con el riesgo y la rentabilidad.

 

Deja un comentario Cancelar respuesta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 667 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: