La regla del 72

mayo 22, 2012

 

Hoy aprenderemos algo de finanzas personales, algo que quizás os suene. Y si no os suena, perfecto, así estaréis sobre aviso cuando os hablen de ella. Antes de nada, os recomendaría que miraseis -si no lo habéis hecho ya- en la serie de conceptos, qué es el tipo de interés, y el peligro de las tarjetas de crédito (porque basan su funcionamiento en el tipo de interés compuesto).

La regla del 72, es un intento por parte de algunos interesados de simplificar la dificultad y anumerismo que tiene el ser humano para interpretar el tipo de interés aplicado a operaciones financieras. Alguien aproximó que X cantidad invertida al 1% anual tardaría en duplicarse 72 años. Entonces, para saber cuánto tardaría una cantidad X en duplicarse, solo tenemos que dividir 72 entre el tipo de interés que nos apliquen y… listo! Un ejemplo para verlo claro:

Si tengo 1000€ y los invierto al 3% de interés anual (típico depósito corriente), tendré 2000€ en: (72/3)=24 años.

Si tengo 1000€ y los invierto al 7% de interés anual, tendré 2000€ en: (72/7)= 10 años aprox.

Y si encuentro un fondo de inversión que me promedia un 15% anual? duplicaría cualquier cantidad en: (72/15) algo menos de 5 años.

Oh! Qué bonito!Así que si meto 10000€ en una cuenta en el banco a 5% anual en vez de gastármelo en otra cosa, en 14 años tendría 20000€! Ya parezco un comercial banquero ofreciendo un depósito. Y es que muchas veces así nos lo pintan en el banco, pero amigos, no debemos dejarnos engañar. Analicemos detenidamente la situación. 14 años no parecen mucho, pero si lo son. La vida da muchas vueltas, y visto el panorama, en 14 años da tiempo a que se destruya la banca 3 veces, o a que a ti te surjan imprevistos personales, o 1000 cosas con las que no cuentas y no puedes cuantificar a la hora de tomar una decisión de este tipo.

Vale, además, resulta que hoy en día, como en los casinos, la banca nunca pierde. Traducido: que ellos incorporarán clausulas que fijen tu rentabilidad (tipo de interés) a ciertos indicadores tales como el Euribor, inflación, etc… esto implica que tu rentabilidad del 5% no será estable nunca, ya que el ejemplo lo ponen a la hora de convencerte, diciendo que los índices a los que fijaron tu rentabilidad (como las hipotecas…JA!) apenas varían. Quién sabrá lo que va a pasar en 14 años. Nadie sabe lo que va a pasar dentro de 3 tan siquiera (económicamente hablando, claro). Luego la teoría del 72, que llevaba implícito que los flujos se reinvertían siempre a un tipo de interés constante, no se ciñen a la realidad a la hora de contratar un depósito, o cualquier otro tipo de producto financiero.

Y por si no te había convencido, te diré que nuestro amigo el IPC lleva una linea ascendente, estable pero ascendente, en torno al 2% anual de media. Luego ese 5% que me ofrecían, se me va a un 3% en términos reales, que como veíamos en nuestro ejemplo primero, tardaríamos 10 años más en duplicar la cantidad inicial, concretamente 24. Casi nada, por 10 años!

Entonces, la regla del 72 ya sabemos para que usarla: para detectar gente que nos la quiera meter doblada en finanzas. Como método de visualización del poder que tiene un tipo de interés pequeño a lo largo de los años es muy simple y visual. Pero sus hipótesis son tremendamente simplificadoras, y actualmente, nuestra realidad no es nada simple.

PD: a quien le interese, aquí viene explicado de donde procede el 72, aunque a veces se use el 70 o el 69.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 691 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com