Ética en la vida.

mayo 14, 2012

Me gustaría poder actualizar ésto más a menudo pero es que realmente estoy muy ocupado estos días. Sin embargo la excusa no es buena si lo que os quiero contar hoy es tan importante: La ética en la vida. Y no me refiero solamente a la ética en las finanzas, en los negocios, en la economía. Me refiero a nuestra ética personal, que está por encima del resto y que rige nuestro patrón de comportamiento.

Además, se me ha dado por escribir esto ahora, porque está muy en la linea del caso Bankia, y sobretodo porque la semana pasada tuve la suerte de asistir a una conferencia de Joan Melé, Subdirector General de Triodos Bank (un nuevo concepto de banca ética y sostenible, que se centra en valores y no en rentabilidades que pasan por encima de todo)

Creo que lo realmente interesante de este hombre en su conferencia, es quedarse con los pequeños detalles. Nos habla de que somos esclavos de nuestro miedo mucho antes de aprender a leer. Nuestra educación se basa en el miedo de no tener un trabajo, no tener una vida “digna”, no ganar lo suficiente (cuándo es suficiente?), de no tener 3 másteres y 2 carreras… en vez de basar nuestra educación en valores, en hacernos ver el porqué de muchos comportamientos y formas de pensar. Hay que estudiar y formarse? Siempre, y con esfuerzo y dedicación, pero no debemos basar esa necesidad en los valores confundidos, que ese si que es el problema.

Nos enseñan a competir, a arrastrarnos por sueños, a traicionar nuestros valores por miedo. No es el camino. Lo que debemos hacer es intentar ser libres, libres de tomar decisiones cuando queramos y hacerlas por propia voluntad en base a nuestros valores. Solo así podemos crecer orgánicamente y cooperando entre todos, solo así podemos dejar egoísmos y envidias para abrir nuestra visión y poder ser libres y felices.

Esta parrafada que os suena a psicología poco práctica y barata, tendrá un sentido más personal si sabemos aplicarla. Como dice Joan, daros 10-15 minutos antes de que acabe el día para hacer un trabajo de retrospección, de mirar hacia atrás a lo largo del día y vernos a nosotros mismos en una película. Qué hice mal? dónde me mentí? dónde mentí a los demás? dónde me traicioné? fui realmente libre en mis actos? 

Partiendo de este análisis de uno mismo, mejoraremos nuestra ética. Y eso se extiende a empresas, a organizaciones, a países y a la sociedad; o a caso… no están estas organizaciones compuestas de personas? Creo que el beneficio sería grande para todos. Haríamos que muchos modelos de negocios se volviesen más sostenibles, alcanzaríamos un poquito más de paz interior ya que no nos traicionaríamos tanto a nosotros mismos ni a los demás, cooperaríamos por el bien común.

Este razonamiento podéis aplicarlo a la actual banca y a su modelo del todo vale, a cómo nos afecta el 15M, a como podemos hacer finanzas sin traicionarnos, a que en los negocios se puede llegar lejos teniendo ética, y a cientos de problemas actuales que emanan de la pérdida de valores que sufrimos hoy en día, y que corre peligro de ir a peor. 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 691 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com