Padre Rico, Padre Pobre

mayo 30, 2012

Hoy en nuestra sección Libros recomendados voy a recomendar un libro que quizás muchos conoceréis, o quizás no. Odiado por muchos, amado por otros tantos, pero bestseller mundial. Así que como se puede encontrar en cualquier librería por unos 7-8€, conviene echarle un ojo a ver qué se puede aprender.

Se trata de Padre Rico, Padre Pobre, que es un libro escrito por Robert Kiyosaki y Sharon Lechter. Sobre qué va? Supuestamente habla de finanzas en general, de cómo debemos identificar activos y pasivos, de cómo desarrollar una mentalidad triunfadora, de cómo lanzarse a por las ideas, etc etc. Lo mejor es que el escritor se alimenta de historias reales? fábulas? para impartir su doctrina,y así dejar la carrera de la rata-como él lo llama- y vivir para ganar dinero, para hacer que el dinero trabaje por uno. Es de fácil lectura y se pueden sacar ideas interesantes y principios sobre finanzas y contabilidad personal que seguramente muchos no sabemos.

Mi recomendación? Léetelo, pero ten en cuenta que contiene mucha moraleja, mucho márketing literario y poco consejo específico útil. Pero creo que ahí también reside el éxito de este libro: irse por las enseñanzas generales para que uno las modifique y adapte a su vida. El libro lo plantea todo demasiado utópico y surrealista como para que todo sea verdad. Pero oye, a él le funcionó no? o no es “rico”? Siempre se aprende algo de la gente “rica”, o eso es lo que yo creo. Os dejo con algunas de las perlas extraídas del libro:

“Muchos de los jóvenes de hoy tienen tarjetas de crédito, antes de dejar el secundario, y muchísimo antes que tengan idea de como generar dinero e invertirlo, deben aprender lastimosamente, como funciona el interés compuesto en las tarjetas de crédito, en su contra.” –esta es muy de finanzis–

“La regla de oro es. El que posee el oro hace las reglas.”

“Los pobres y la clase media trabajan para obtener dinero.Los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos .”

Y mi preferida: “Páguese primero a sí mismo.

 


Operativa en Bolsa

mayo 28, 2012

Siguiendo con nuestros días temáticos dedicados a entender la Bolsa, hoy hablaremos de la operativa. Si no lo has hecho, pásate rápido por Qué es la bolsa? y ponte al día. Dicho esto, vamos allá:

2.- Cómo es la operativa en Bolsa?

Bueno, es un tema lleno de mucha legislación y protocolos, así que intentaremos tocarlo lo sumamente indispensable. Bien, la Bolsa, como sitio físico para hacer el intercambio de acciones por dinero, existe. En España existen sedes físicas (edificios, vamos) en Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia (estas dos últimas puramente anecdóticas, sobre todo la de Valencia). La imagen que tenemos de personas ofreciendo “papel” (acciones) en el parqué (dentro de los edificios) a inversores interesados en comprarlos, típica de películas de hace unos años, ya no tienen mucha funcionalidad en la actualidad.

Siguen existiendo esos “corros” de gente gritando para ofrecer sus acciones (en realidad no son suyas, son de un tercero -empresa o particular-, y estas personas que gritan son los míticos brokers -intermediarios de la compra/venta- que la gente suele tener una imagen equivocada de lo que son). Actualmente el volumen de  compra/venta diario de esta manera es en torno al 3-5% en España. De hecho, hace unos años, cuando comprabas acciones, te daban un título acreditativo (ver foto). Vaya, cuanta información.

Entonces, cómo funcionan ahora los mercados y la Bolsa? Pues como es lógico, en un mundo cada vez más globalizado e inmerso en tanta tecnología de la información, se organiza de forma telemática. O sea, por sistemas informáticos sin tener que ir a una Bolsa o llamar por teléfono a un broker/intermediario para que el haga la anotación a mano. En España, en concreto, tenemos el SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español), que se encarga de gestionar las ofertas y demandas de acciones en cuestión de milésimas de segundo.

Quiero comprar acciones de Gamesa. Pues por internet, o por teléfono se lo digo a mi banco, o a la sociedad de valores a través de la que opero, y esta, mete la orden de compra en el SIBE, y el SIBE se encarga de casarla al momento con otra orden de oferta de otra persona de cualquier parte del mundo. En este caso, el nuestro banco es nuestro broker (intermediario). Gana la comisión que te cobra por la operación, que depende de algunas variables (ya las veremos). Ya soy accionista de Gamesa. Sentado desde el ordenador, sin ver el dinero en la transacción ni otorgarme la empresa ningún cuadro para colgar en la pared de mi habitación para alardear de ello. Como quien compra por Paypal.

Se pueden enviar ordenes al SIBE las 24 horas los 365 días del año, pero no se ejecutan hasta que el mercado abra. El horario de negociación es de 9:00 a 17:30. EEUU tiene el suyo, los asiáticos otro tanto, etc. Y quién vela que todo este entramado de millones moviéndose de un lado para otro funcione libremente y -lo que es más importante- legalmente? Pues la Comisión Nacional del Mercado de Valores, (CNMV). Vela porque las empresas cotizadas en mercados españoles cumplan con las exigencias de transparencia y veracidad, y también vigila otros mercados y tiene otras funciones que no vienen al caso.

En fin, que no es tan complejo como nos lo pintan, cualquiera con cuenta en una caja o banco puede invertir en Bolsa, previa apertura de una Cuenta de Valores (gratuíta, no así su custodia en algunos casos). Es sumamente fácil. Pero no vayamos rápido, el próximo día, hablaremos de algo mucho más interesante: La bolsa como instrumento de inversión. Ah! casi se me olvida, si queréis ir trasteando en cuánto sale a modo de comisión comprar y vender acciones, pasaros por este simulador de comisiones y experimentar con las variables.


La bolsa

mayo 26, 2012

Aquí hablamos de finanzas, economía, dinero e inversiones, entre otros muchos temas. Bien, pues no estaría de más hablar de mercados financieros en el blog. Sintetizan muchas cosas y sirven para explicar otras tantas; pueden gustarnos más o menos, podemos pensar que sean más útiles o menos. Lo que no podemos es vivir sin entenderlos, si queremos adquirir una buena base para nuestras finanzas del día a día, o ser un buen inversor en este tipo de productos de renta variable.

Como supondréis, es un tema denso, profundo y extenso, con inimaginables formas de atacar su explicación, así que estos próximos días iré publicando continuamente material entrando en diversos campos, siempre desde un punto de partida básico. Así que, vayamos a responder la primera pregunta en nuestra semana temática:

1.- Qué es la bolsa de valores?

Usamos el término bolsa para referirnos comúnmente a los mercados financieros. Como si de un mercado más  se tratase (como el mercado de comida de cualquier plaza), en el se compran y venden cosas. Qué son esas cosas? Empresas. Dame un trozo de Telefónica! a cuanto está el Kg de Santander? Para ponernos de acuerdo cuando intercambiamos esos “trocitos” de empresas necesitamos una unidad de medida. Son las acciones (que recientemente hemos explicado en Conceptos, imprescindible lectura antes de seguir).

Vale, así que las acciones me sirven para intercambiar empresas en la susodicha Bolsa. Si tienes una acción de una empresa, eres poseedor de parte de esa empresa. Porqué una empresa iba a querer que yo comprase un trozo de ella, y porqué yo iba a querer comprar un trozo de una empresa? Por partes.

Las empresas acuden a la Bolsa (mercados financieros) porque necesitan dinero para acometer proyectos, financiar sus operaciones, etc. Venden parte de su propiedad, (de sus máquinas, de sus oficinas, de su beneficio) a cambio de dinero. Y los inversores acuden a bolsa para comprar parte de esas empresas. Pero para qué? Bueno, eso ya depende de muchas cosas:

1.- Podemos hacernos con acciones de Facebook porque queremos simplemente hacernos con parte de la empresa, y con los derechos a votar en las juntas de accionistas que confieren las acciones. O sea, que compramos Facebook para intentar tomar control el ella.

2.- Podemos hacernos con acciones para que al adquirir la condición de accionista tengamos el derecho de participar en los beneficios de la empresa. O lo que es lo mismo, el derecho de percibir dividendos del resultado de Facebook.

3.-O podemos comprar acciones a un cierto precio con la esperanza de que mañana o dentro de 10 años suban de valor, y venderlas, y ganar la diferencia de precio. Compro hoy Facebook a 40€/acción para venderlo dentro de 5 meses a 50€/acc.  Vamos, especular de toda la vida-leedlo si tenéis tiempo.  Que sepáis que la especulación es la que mueve entre el 80%-90% del volumen de la compra-venta de acciones de empresas.

Hasta ahora hemos visto el ejemplo de una empresa (Facebook) que acude al mercado en busca de dinero, vendiendo parte de su empresa. A esto le llamamos mercado primario: cuando la empresa pone a la venta acciones nuevas, y es ella quien decide el precio. (Ya profundizaremos).

Ahora veamos eso de que Santander, OHL, Iberdrola, etc… han subido un 3% por ejemplo. A esto, le llamamos mercado secundario: cuando alguien le compra su parte de la empresa X a otra presona. Es un puro intercambio de titularidad de las acciones. La empresa no percibe dinero por el mero intercambio de sus títulos (acciones). Como en cualquier mercado, aquí el precio se fija por oferta y demanda. Si hay más gente que desea acciones que gente que desea venderlas, el precio sube, ya que las acciones “valen más”.  Por el contrario, cuando por el motivo que sea, hay más gente queriendo deshacerse de su participación que gente que desee comprar la empresa X, el precio de las acciones baja.

Es FUNDAMENTAL entender esto, y es la clave de todo lo que os puedan/podáis aprender sobre Bolsa en vuestra vida. Detrás de cada compra-venta, hay alguien como tú aceptando tu oferta de compra o de venta. Los dos pensáis que estáis acertando con la decisión, pero solo lo hace uno. Entonces, entenderla bolsa no va de conocer empresas, va de entender a las personas, que son quienes toman las decisiones, por eso es tan esencial entender su psicología y entender qué es lo que mueve su comportamiento. (Ya profundizaremos).

Ahora ya sabemos más o menos lo que es la bolsa. Ah! Sabéis de donde viene la palabra “Bolsa”? Resulta que allá por el Siglo XVI, en Brujas (Bélgica) los comerciantes se reunían para llevar a cabo negocios en un local que era propiedad de Van der Bursen. Bursen = Bolsa.

El próximo día hablaremos de la operativa, cómo se lleva a cabo la compra-venta y dónde.


La regla del 72

mayo 22, 2012

 

Hoy aprenderemos algo de finanzas personales, algo que quizás os suene. Y si no os suena, perfecto, así estaréis sobre aviso cuando os hablen de ella. Antes de nada, os recomendaría que miraseis -si no lo habéis hecho ya- en la serie de conceptos, qué es el tipo de interés, y el peligro de las tarjetas de crédito (porque basan su funcionamiento en el tipo de interés compuesto).

La regla del 72, es un intento por parte de algunos interesados de simplificar la dificultad y anumerismo que tiene el ser humano para interpretar el tipo de interés aplicado a operaciones financieras. Alguien aproximó que X cantidad invertida al 1% anual tardaría en duplicarse 72 años. Entonces, para saber cuánto tardaría una cantidad X en duplicarse, solo tenemos que dividir 72 entre el tipo de interés que nos apliquen y… listo! Un ejemplo para verlo claro:

Si tengo 1000€ y los invierto al 3% de interés anual (típico depósito corriente), tendré 2000€ en: (72/3)=24 años.

Si tengo 1000€ y los invierto al 7% de interés anual, tendré 2000€ en: (72/7)= 10 años aprox.

Y si encuentro un fondo de inversión que me promedia un 15% anual? duplicaría cualquier cantidad en: (72/15) algo menos de 5 años.

Oh! Qué bonito!Así que si meto 10000€ en una cuenta en el banco a 5% anual en vez de gastármelo en otra cosa, en 14 años tendría 20000€! Ya parezco un comercial banquero ofreciendo un depósito. Y es que muchas veces así nos lo pintan en el banco, pero amigos, no debemos dejarnos engañar. Analicemos detenidamente la situación. 14 años no parecen mucho, pero si lo son. La vida da muchas vueltas, y visto el panorama, en 14 años da tiempo a que se destruya la banca 3 veces, o a que a ti te surjan imprevistos personales, o 1000 cosas con las que no cuentas y no puedes cuantificar a la hora de tomar una decisión de este tipo.

Vale, además, resulta que hoy en día, como en los casinos, la banca nunca pierde. Traducido: que ellos incorporarán clausulas que fijen tu rentabilidad (tipo de interés) a ciertos indicadores tales como el Euribor, inflación, etc… esto implica que tu rentabilidad del 5% no será estable nunca, ya que el ejemplo lo ponen a la hora de convencerte, diciendo que los índices a los que fijaron tu rentabilidad (como las hipotecas…JA!) apenas varían. Quién sabrá lo que va a pasar en 14 años. Nadie sabe lo que va a pasar dentro de 3 tan siquiera (económicamente hablando, claro). Luego la teoría del 72, que llevaba implícito que los flujos se reinvertían siempre a un tipo de interés constante, no se ciñen a la realidad a la hora de contratar un depósito, o cualquier otro tipo de producto financiero.

Y por si no te había convencido, te diré que nuestro amigo el IPC lleva una linea ascendente, estable pero ascendente, en torno al 2% anual de media. Luego ese 5% que me ofrecían, se me va a un 3% en términos reales, que como veíamos en nuestro ejemplo primero, tardaríamos 10 años más en duplicar la cantidad inicial, concretamente 24. Casi nada, por 10 años!

Entonces, la regla del 72 ya sabemos para que usarla: para detectar gente que nos la quiera meter doblada en finanzas. Como método de visualización del poder que tiene un tipo de interés pequeño a lo largo de los años es muy simple y visual. Pero sus hipótesis son tremendamente simplificadoras, y actualmente, nuestra realidad no es nada simple.

PD: a quien le interese, aquí viene explicado de donde procede el 72, aunque a veces se use el 70 o el 69.


Volvamos a la peseta… o no?

mayo 20, 2012

Bueno, parece ser que la actualidad de estas últimas semanas nos encamina a tener que hablar todos los días sobre crisis, finanzas, deuda, prima de riesgo, salir del Euro, rescates, etc. Analizar esta actualidad me llevaría horas, redactarla otro tanto y sacar conclusiones más de lo mismo. Así que es hora de hablar claro.

El mundo se debe mucho dinero, como podéis ver en esta infografía interactiva de The Economist. El problema no es la friolera que debemos, el problema es el ritmo al que crece, más superior que cualquier incremento de productividad, o que cualquier descubrimiento de nuevos recursos que podamos explotar. El mundo es el que es, con sus recursos limitados, eso tenemos que asumirlo. Nadie pretenderá argumentar que somos capaces de devolvernos todo lo que nos hemos pedido prestado. Así que asumido que no vamos a estar mintiéndonos por tiempo ilimitado con que podemos recuperar niveles de endeudamiento naturales, tocará ver quién es el que paga.

Os preguntaréis: Pero si el país A le debe al país B, y B le debe a A, porqué no se cancelan los créditos, y en paz? Bien, es complicado. Para empezar, la deuda de países, las tienen: otros países, fondos de inversión, empresas, banca… y, en su forma más derivada hasta creo que quien tiene hoy en día un fondo de pensiones también tiene deuda soberana (en parte gracias a la titulización, que es cuando te venden mierda financiera en forma de producto atractivo) Entonces… si…, el problema también es en parte porque nadie sabe realmente lo que le debe al otro. 

Pero qué pasa con España? va a poder pagar lo que debe? Para empezar, estas deudas nunca se saldarán, ya que el vencimiento de las obligaciones de nuestro país es algo utópico y paradógico: ya que para alcanzar la situación de pago total, tendremos que pagar la deuda y sus intereses, y para ello subastamos más deuda, que generan más intereses, y así vamos alimentando el “reloj de la muerte” de la deuda que os enseñé al principio. Además en España no tenemos poder sobre las políticas monetarias (no podemos darle a la maquinita de imprimir billetes, función supeditada al Banco Central, para poder reactivar la economía) por eso tiramos tanto de austeridad y recortes. Mucho se está escribiendo estos días sobre si lo lógico sería abandonar el Euro ante todo lo que se nos viene encima. Bien… aquí mi pregunta… es realmente tan dramático abandonar el Euro? Si y no, analicémoslo.

El 80% de la gente a pié de calle, si le preguntamos por si preferiría que volviese la peseta, dirían encantados que si, achacando al Euro todos los males del mundo, y culpándolo por la subida de precios (cuando curiosamente desde que entramos en el Euro hemos mantenido una política bastante estable de precios). Bien, este análisis es superfluo y descontextualizado. Vale que un regreso a la Peseta nos permita llevar un control más directo de nuestra economía, a través de modelar la oferta de dinero según lo necesitemos. Vale que aumentarían nuestras exportaciones (bajando el valor de nuestra moneda frente al resto, a los extranjeros les sale más barato comprarnos cosas a nosotros en vez de a otros). Vale que esto incentivaría a crear tejido empresarial. Vale que recuperaríamos algo de identidad con nosotros mismos al ser los mayores responsables de nuestro destino económico. Y también vale que lo de salirse de uniones monetarias a lo largo de la historia se ha hecho cuando fue necesario, con mayor o menor éxito, y no pasaría nada si ahora nos toca a nosotros. Todo eso vale.

Pero… hay que tener en cuenta el resto. Para empezar, nuestras deudas reales se convertirían a pesetas. Y dependiendo de como fluctuase el tipo de cambio peseta/euro, variarían nuestras deudas personales con el exterior (que no son pocas) Teniendo en cuenta que si salimos del Euro es para devaluar, nuestras deudas se incrementarían de la noche a la mañana. No solo eso, nuestros ahorros perderían valor en términos adquisitivos. España es importador de todo menos de ocio y aceite de oliva. A ver si la industria y consumidores que necesitamos importar todo tipo de recursos íbamos a quedar con buena cara… Además, ya no seríamos tan atractivos para canalizar inversiones extranjeras, ya que al no estar bajo el control del Banco Cental, se nos vería menos solventes y estables desde fuera. Y… tendríamos que confiar buena parte de nuestro rumbo a políticos incompetentes, que posiblemente lo hiciesen aun peor, ya que ahora tendrían más instrumentos para hundir la economía.

No sé vosotros como lo veis, todos tenemos que tener opinión, pero informada y fundamentada. En parte nos va así de mal porque no nos paramos a analizar las cosas con calma y detenimiento para sacar conclusiones y nos quedamos en discusiones superficiales de taberna, cual Sálvame Deluxe.

Como friki me encanta este vídeo para ilustrar lo que es hoy en día Europa. Todos en situación espectante y firme, hasta que la primera pieza cae…

Video: microsiervos.com


Qué es la prima de riesgo? Y apuntes personales.

mayo 16, 2012

Quién no ha escuchado/leído unas 3-4 veces en el día algo relacionado con la Prima de Riesgo? Pues entonces deberíamos dejar claro lo que es, asó que hoy en nuestra sección de Conceptos, la Prima de Riesgo.

La prima de riesgo es simplemente los intereses de nuestra deuda nacional que pagamos de más en España en comparación con Alemania. Solo que en vez de expresarse en %, se expresa en puntos básicos. Por ejemplo, si Alemania paga el dinero que pide prestado al 2,31%, y España lo paga al 6,51%, la diferencia es del 4,2%, o de 420 puntos básicos.

Digamos que se interpreta como medida de riesgo, ya que a mayor riesgo que observen los inversores internacionales, más % exigirán por comprarnos deuda, elevando la prima de riesgo. Y se toma como referencia Alemania, porque se da por sentado que es el país más solvente (con menos riesgo) de la UE.

Hasta aquí bien, pero qué función tiene exactamente? Meternos miedo, la mayoría de las veces. Hay mucho periodista ignorante (económicamente hablando) que dice cosas tales como: “nos ha costado colocar deuda hoy porque la prima de riesgo se ha disparado a los 500 puntos básicos”. Bien, pues es al revés, precisamente la prima ha subido a 500 porque nos ha costado más colocar deuda, y nos ha costado más colocarla por nuestra baja productividad, paro, contracción del PIB, etc…

La prima de riesgo es un indicador más, pero es una consecuencia, es decir, no es causa de nada, la causa son otras variables que sí son las que se deberían controlar. Pero como siempre aquí por desconocimiento, hacemos todo al revés. Debemos dejar de alarmarnos por si sube o si baja, y ver qué subyace detrás de la prima, entonces entenderemos porqué está por las nubes.


Ética en la vida.

mayo 14, 2012

Me gustaría poder actualizar ésto más a menudo pero es que realmente estoy muy ocupado estos días. Sin embargo la excusa no es buena si lo que os quiero contar hoy es tan importante: La ética en la vida. Y no me refiero solamente a la ética en las finanzas, en los negocios, en la economía. Me refiero a nuestra ética personal, que está por encima del resto y que rige nuestro patrón de comportamiento.

Además, se me ha dado por escribir esto ahora, porque está muy en la linea del caso Bankia, y sobretodo porque la semana pasada tuve la suerte de asistir a una conferencia de Joan Melé, Subdirector General de Triodos Bank (un nuevo concepto de banca ética y sostenible, que se centra en valores y no en rentabilidades que pasan por encima de todo)

Creo que lo realmente interesante de este hombre en su conferencia, es quedarse con los pequeños detalles. Nos habla de que somos esclavos de nuestro miedo mucho antes de aprender a leer. Nuestra educación se basa en el miedo de no tener un trabajo, no tener una vida “digna”, no ganar lo suficiente (cuándo es suficiente?), de no tener 3 másteres y 2 carreras… en vez de basar nuestra educación en valores, en hacernos ver el porqué de muchos comportamientos y formas de pensar. Hay que estudiar y formarse? Siempre, y con esfuerzo y dedicación, pero no debemos basar esa necesidad en los valores confundidos, que ese si que es el problema.

Nos enseñan a competir, a arrastrarnos por sueños, a traicionar nuestros valores por miedo. No es el camino. Lo que debemos hacer es intentar ser libres, libres de tomar decisiones cuando queramos y hacerlas por propia voluntad en base a nuestros valores. Solo así podemos crecer orgánicamente y cooperando entre todos, solo así podemos dejar egoísmos y envidias para abrir nuestra visión y poder ser libres y felices.

Esta parrafada que os suena a psicología poco práctica y barata, tendrá un sentido más personal si sabemos aplicarla. Como dice Joan, daros 10-15 minutos antes de que acabe el día para hacer un trabajo de retrospección, de mirar hacia atrás a lo largo del día y vernos a nosotros mismos en una película. Qué hice mal? dónde me mentí? dónde mentí a los demás? dónde me traicioné? fui realmente libre en mis actos? 

Partiendo de este análisis de uno mismo, mejoraremos nuestra ética. Y eso se extiende a empresas, a organizaciones, a países y a la sociedad; o a caso… no están estas organizaciones compuestas de personas? Creo que el beneficio sería grande para todos. Haríamos que muchos modelos de negocios se volviesen más sostenibles, alcanzaríamos un poquito más de paz interior ya que no nos traicionaríamos tanto a nosotros mismos ni a los demás, cooperaríamos por el bien común.

Este razonamiento podéis aplicarlo a la actual banca y a su modelo del todo vale, a cómo nos afecta el 15M, a como podemos hacer finanzas sin traicionarnos, a que en los negocios se puede llegar lejos teniendo ética, y a cientos de problemas actuales que emanan de la pérdida de valores que sufrimos hoy en día, y que corre peligro de ir a peor. 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 667 seguidores

Construye un sitio web con WordPress.com